• IKERLAN ha aprobado su nuevo Plan Estratégico 2021-2024 diseñado para seguir siendo el centro de referencia en transferencia tecnológica a las empresas
  • El centro aspira a captar más de 40 millones para investigación propia en los próximos cuatro años

IKERLAN ha celebrado de forma telemática su Asamblea anual donde ha aprobado las cuentas del ejercicio 2020, un año muy complicado para la economía que el centro tecnológico ha salvado de forma notable, con unos ingresos totales de 23,8 millones de euros y ha presentado su hoja de ruta para los próximos cuatro años, en los que aspira a captar más de 40 millones de euros que invertirá en proyectos de investigación propia en áreas estratégicas.

En un año extremadamente difícil y complejo, IKERLAN ha conseguido mantener, prácticamente, la facturación del ejercicio anterior, un resultado que a juicio del director general Marcelino Caballero se debe “al compromiso de todo el colectivo de personas de IKERLAN y que a pesar de un contexto de muy alta complejidad, las empresas e instituciones han mantenido en gran medida su apuesta por la I+D”.

En dicho resultado ha tenido especial incidencia la cifra récord de 12,3 millones de euros ingresados por actividades de investigación propia (el 54,4 % de su facturación global y que supone un incremento del 22 % respecto a 2019) en campos punteros como la ciberseguridad, la inteligencia artificial o el almacenamiento de energía eléctrica. El 26,8 % de estos ingresos provinieron de programas impulsados por el Gobierno Vasco, un 20,4 % correspondieron a iniciativas promovidas por distintas instituciones europeas y el resto de la financiación, un 7,3 %, procedió de proyectos financiados por la Administración General del Estado, la Diputación Foral de Gipuzkoa y la Corporación Mondragon.

En 2020, la facturación obtenida por contratos con empresas alcanzó los 10,8 millones de euros, un 16 % menos que el año anterior, y procedió principalmente del campo de los bienes de equipo (47 %), seguida del transporte (18 %) y la energía (22 %), con una cartera compuesta de clientes tan relevantes como ORONA, CAF, FAGOR ARRASATE o LAULAGUN.

Esta actividad con empresas, que es la seña de identidad y aspecto más diferenciador de IKERLAN, es la que más afectada se ha visto en 2020 y a pesar de que se ha compensado en gran medida con el incremento en ingresos de investigación propia, su recuperación es uno de los objetivos principales del nuevo periodo estratégico.

Los ejes del Plan Estratégico

Caballero ha subrayado la fortaleza del área de especialización tecnológica, no solo por el récord de facturación –con una tasa media acumulada de crecimiento anual del 7 %, por encima del objetivo establecido en el plan IK2020– y por la elevada tasa de éxito en las convocatorias competitivas –IKERLAN obtuvo financiación para el 23 % de las propuestas presentadas en Europa, muy superior a los ratios del entorno–; sino también porque es uno de los ejes principales sobre los que el centro tecnológico ha vertebrado su plan de acción para los próximos cuatro años.

Para continuar siendo referentes y líderes en transferencia a las empresas, tenemos por delante cuatro años en los cuales nos proponemos afianzar nuestra posición en la vanguardia científico-tecnológica en nuestras áreas de especialización. Para ello, es preciso consolidar las actividades de investigación propia, a las que esperamos destinar más de  40 millones en el periodo 2021-2024, cifra que representaría entre el 45 y el 50 % de la facturación anual de IKERLAN”, ha explicado Caballero en la Asamblea, que ha estado presidida por José Miguel Lazkanotegi, quien accedió a la presidencia de Ikerlan el pasado ejercicio, en plena pandemia.

En este apartado, IKERLAN aspira a impulsar la investigación multitecnológica con orientación a mercado y apuesta por continuar centrándose en aquellas áreas de especialización en las que el centro tiene ya un reconocimiento y un posicionamiento importante como son la electrónica de potencia, el almacenamiento de energía, la mecatrónica y las TEIC (tecnologías de electrónica, información y comunicación).

En lo que respecta al eje de la transferencia tecnológica, que representaría entre el 50 y el 55 % de los ingresos anuales, el centro pondrá el foco en acompañar a las empresas en “los grandes retos del país”, como la sostenibilidad energética o la digitalización, para lo cual IKERLAN considera que es preciso avanzar hacia un enfoque multitecnológico para abordar “toda la complejidad de estos retos que están transformando radicalmente nuestra economía y el conjunto de la sociedad”. Además, IKERLAN desplegará una nueva estrategia para reforzar su transferencia de tecnologías a empresa, combinando la fidelización de sus actuales clientes con la diversificación hacia sectores emergentes y la captación de nuevos clientes.

Con el fin de alcanzar sus objetivos en transferencia e investigación, los cuatro próximos años IKERLAN trabajará para afianzar su colaboración con distintos agentes, universidades y empresas, y especialmente con el BRTA (Basque Research and Technology Alliance) y con Mondragon Goi Eskola Politeknikoa de Mondragon Unibertsitatea MGEP-MU.

Además, el eje de las Personas seguirá siendo fundamental para el centro, que aspira a seguir siendo un referente social por su modelo cooperativo y de gestión de personas y un polo de atracción y desarrollo para los mejores profesionales. En esta área el centro busca consolidar su estructura de profesionales con una dimensión total de entre 350 y 400 personas, y todo ello manteniendo su importante apuesta por su cantera de formación de estudiantes (compuesta por más de 100 estudiantes de grado, máster y doctorado).

Con todos estos mimbres, queremos seguir construyendo un centro tecnológico sostenible, capaz de responder de forma óptima a las necesidades y retos tecnológicos de las empresas; competitivo como resultado de una cultura de mejora continua; en transformación permanente, capaz de anticiparse a un entorno cada vez más cambiante; y que sea un referente para las empresas, las administraciones públicas y la sociedad”, ha subrayado el presidente de IKERLAN, José Miguel Lazkanotegi, durante la presentación del plan.

Sobre IKERLAN

IKERLAN, miembro de BRTA y de la Corporación MONDRAGON, es un centro líder en la transferencia de tecnología y en la aportación de valor competitivo a la empresa, debido entre otros aspectos a la especialización de sus investigadores. Ofrece soluciones integrales combinando diferentes dominios tecnológicos en tres grandes áreas: Tecnologías de Electrónica, Información y Comunicación (TEIC), Energía y Electrónica de Potencia y Fabricación Avanzada. En 2018, IKERLAN logró la acreditación por parte de AENOR de su sistema de gestión integral (UNE-EN ISO 9001:2015 y UNE 166002:2014), lo que supone un reconocimiento de la excelencia del centro en el ámbito de la I+D+i. Actualmente cuenta con una plantilla que supera las 350 personas.

Miniatura
En 2020, los ingresos por actividades de investigación propia alcanzaron la cifra récord de 12,3 millones de euros y los ingresos en proyectos de I+D con empresa los 10,8 millones de euros.
Miniatura
seo-url
ikerlan-logra-igualar-en-2020-su-facturacion-de-2019-con-unos-ingresos-totales-de-238-millones
Id Externo
NOTA-221