Compartir:
  • facebook
  • twitter
  • google
05.10.2017

IK4-IKERLAN lidera la apuesta europea para la mejora del comportamiento energético en la industria

  • El centro tecnológico lidera el desarrollo de intercambiadores de calor basados en caloductos para el sector del acero, cerámico y el de los metales no ferrosos
  • Los dispositivos se implementarán en las instalaciones de la compañía arrasatearra Fagor Ederlan, la eslovena SIJ Metal Ravne y la italiana Ceramiche Atlas Concorde Spa

Actualmente, el mercado necesita productos y servicios más eficientes, menos contaminantes, con costes asumibles y que ofrezcan mayor fiabilidad. Para ello, es necesario avanzar hacia desarrollos innovadores en materia de almacenamiento eléctrico y gestión térmica en sectores como el de la energía, la industria y el transporte, entro otros.

En este contexto, el centro tecnológico IK4-IKERLAN lidera el proyecto europeo Etekina, que tiene como finalidad mejorar el comportamiento energético de los procesos industriales mediante la recuperación y la reutilización del calor que actualmente se disipa en los mismos.

En concreto, la iniciativa europea coordinada por el centro vasco desarrollará y validará intercambiadores de calor basados en tecnología de caloductos para el sector del acero, cerámico y el de los metales no ferrosos.

Los caloductos son intercambiadores de calor con mayor capacidad de transferir calor, dando lugar a un mayor aprovechamiento de los calores residuales actualmente desechados. Los caloductos desarrollados en el marco del proyecto estarán adaptados a los efluentes existentes en los procesos industriales de los sectores mencionados para conseguir una reutilización eficiente y rentable del calor.

El calor recuperado será utilizado en los procesos industriales mejorando su eficiencia energética y reduciendo sus costes operacionales.

Según explica el responsable del área de almacenamiento y gestión de energía de IK4-IKERLAN, Igor Villarreal, los equipos basados en caloductos, en comparación con los intercambiadores de calor convencionales, mejoran considerablemente los ratios de transferencia, proporcionando flujos de calor secundarios de mayor caudal y mayor temperatura.

Los intercambiadores de calor desarrollados en el proyecto se implementarán en tres plantas industriales, con el objetivo de validar el procedimiento de recuperación y reutilización del calor. En concreto, los demostradores se instalarán en la fábrica de Fagor Ederlan en Arrasate-Mondragón (sector no ferroso), en las instalaciones de SIJ Metal Ravne en Eslovenia (sector del acero), y en la planta de Ceramiche Atlas Concorde Spa, en Italia (sector cerámico).

“Esta iniciativa complementa la metodología de análisis de eficiencia energética de procesos industriales que actualmente estamos desarrollando en el centro y nos permite seguir investigando en la identificación y en el desarrollo de nuevas oportunidades de mejora de eficiencia térmica en aplicaciones industriales para distintos sectores”, añade Villarreal.

La iniciativa europea, que finalizará en el año 2021, permitirá además conocer el potencial y los límites de aplicación de la tecnología de caloductos en la recuperación de calor de fluidos y facilitará el desarrollo de metodologías de análisis de replicabilidad para la aplicación de estas tecnologías en otro tipo de procesos.

El proyecto Etekina se enmarca en el programa H2020 de la Comisión Europea y cuenta con un presupuesto total de 5.507.380 euros. El consorcio se completa con empresas, centros y universidades referentes en el sector, como Fagor Ederlan, Insertec, Econotherm, Brunel University London, Sij Metal Ravne, Jozef Stefan Institute, Ceramiche Atlas Concorde Spa, University of Modena and Reggio Emilia y European Science Communication Institute.

Sobre IKERLAN

IKERLAN es un centro líder en la transferencia de tecnología y en la aportación de valor competitivo a la empresa, debido entre otros aspectos a la especialización de sus investigadores. Ofrece soluciones integrales combinando diferentes dominios tecnológicos. Esto es posible debido a su alto grado de especialización en tres grandes áreas: Tecnologías de Electrónica, información y comunicación (TEIC), Energía y electrónica de potencia y Fabricación avanzada. Actualmente cuenta con una plantilla formada por alrededor de 300 personas.